¿Qué pasa si no reviso y atiendo mi boca cuando me duele algo?

Te va a salir más caro y seguramente vas a necesitar un procedimiento más invasivo.

Revísate seguido y atiéndete en cuanto sientas que algo no está bien.

Si te gustó este artículo y te gustaría que hiciera más como este para ayudarte a cuidar de tu boca, déjamos “los aplausos” y comparte la liga con tus amigos y/o familia, ayúdales a cuidar de su boca para que sepan la importancia de ir al dentista.

Muchas gracias por tu atención, ¡te veo la próxima cita!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *